Centro de Investigaciones Religiosas

Recursos ApologÉticos

Agni-Yoga
Amended Christadelphians
Ananda Marga
Antigua y Mística Orden Rosae Crucis (AMORC)
Asociación de los Estudiantes de la Biblia El Alba
Asociación Gnóstica de Estudios Antropológicos Culturales y Científicos
Asociación para la Investigación y la Iluminación Espiritual
Centro de Kabbalah Internacional
Centro Sri Chinmoy
Christian Science
Church of God International
Comunidad de Cristo
Creciendo en Gracia
Eckankar
El Camino Internacional
Fé Bahá’í
Fraternidad Rosacruz
General Church of the New Jerusalem
Grabaciones La Voz De Dios
Grabaciones La Voz de Dios
Hare Krishna (ISKCON)
Iglesia Adventista del Séptimo Día
Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma
Iglesia Congregación MITA
Iglesia de Cristo Internacional
Iglesia de Scientology Internacional
Iglesia de Unificación
Iglesia de Unificación (Moon)
Iglesia La Voz de la Piedra Angular
Iglesia ni Cristo (1914)
Iglesia Nueva Apostólica
Iglesia Pentecostal Unida
Iglesia Universal del Reino de Dios
Iglesia Universal y Triunfante
Jehovah’s Witnesses
Kardecismo
La Familia (Niños de Dios)
Las Doce Tribus
Lectorium Rosicrucianum
Living Stream Ministry (Recobro del Senor)
Luz del Mundo
Maná — Igreja Cristã
Mata Amritanandamayi Math
Meditación Trascendental
Métedo Silva de Vida
Ministerios Cristianos Mundiales de Tony Alamo
Misión Bíblica Cristadelfiana
Misión Carismática Internacional (G12)
Mormonismo (SUD)
Nación del Islam
Osho
Palo Mayombe
Quimbanda
Raelianos
Rastafarismo
Sahaja Yoga
Sathya Sai Baba
Sociedad Teosófica
Soka Gakkai Internacional
Testigos de Jehová
True Faith Jehovah’s Witnesses
Umbanda
Unamended Christadelphians
Unity
Urantia Association International
Urantia Book Fellowship

RECURSOS APOLOGÉTICOS

< Volver

CategorÍa:

Temas Misceláneos

LOS GRUPOS ANALIZADOS INCLUYEN:



TÍtulo:

Verificando las enseñanzas de una iglesia

Autor(es):

Robert M. Bowman, Jr.

El Centro de Investigaciones Religiosas (CIR) frecuentemente recibe pedidos de información acerca de iglesias y denominaciones cristianas, así como el análisis crítico de las enseñanzas de estas. Incluso nos piden una lista de iglesias de las cuales  aprobamos o desaprobamos. Estos pedidos son francamente un dilema para nosotros. En cierta manera sentimos la responsabilidad de dar a los cristianos una clase de ayuda, en como discernir la sana doctrina de la herética; tanto dentro como fuera del ambiente cristiano. Porque nuestro ministerio está dedicado a combatir las herejías y enseñanzas aberrantes donde sea que se encuentren; así como también nos interesa ayudar a los cristianos a que se enfrenten al dilema de discernir si las enseñanzas de cierta iglesia en particular  son sanas o no.

Por otro lado, ya que la inquietud principal del CIR es hacia las doctrinas heréticas y verdaderamente aberrantes, no queremos ponernos en la posición de criticar legítimas iglesias cristianas en puntos de poca prioridad doctrinal. El personal del CIR representa una variedad de teologías tradicionales dentro de la comunidad evangélica, incluyendo: Pentecostales, Bautistas, Calvary Chapel, etc. Por lo tanto, evitamos decirle a los cristianos lo que deben creer en asuntos no esenciales. Tampoco tenemos una lista de iglesias “aprobadas” (una tarea imposible, tomando en cuenta el incontable número de sanas iglesias independientes).

Además, habiendo miles de denominaciones religiosas, sectas e iglesias independientes, tan solo en los Estados Unidos, nos vemos incapacitados para responder a cada carta pidiéndonos información y análisis de varias iglesias y organizaciones relacionadas con ellas. En vez de eso, motivamos a los cristianos a que se profundicen más en su conocimiento de la Biblia y de la teología cristiana para que aprendan a sacar sus propias conclusiones sobre estos asuntos.

A continuacion nos gustaría darle ciertos pasos básicos o guías para evaluar cualquier enseñanza a la que los cristianos pudieran estar expuestos (a pesar de existir un orden en estos, no es necesario aplicarlos en secuencia y por lo menos alguno de estos pasos son procesos que pueden tomar toda una vida). Estos pasos son aplicables a cualquier iglesia y serán muy útiles para distinguir casos en los que cierta iglesia resulta ser una secta, así como también casos en que las enseñanzas de una iglesia son controversiales o simplemente diferentes. Nosotros alentamos a los cristianos ha aplicar estos principios, donde sean pertinentes para evaluar las enseñanzas de un pastor, maestro, predicador de radio o televisión, de una revista o libro. En todo caso la meta no debería ser el buscar faltas donde no las hay, o  ignorar errores existentes; sino simplemente distinguir entre la verdad y el error.

1.  Familiarizarse con la doctrinas fundamentales del cristianismo histórico. El CIR recomienda el siguiente libro para ayudar a los cristianos en su instrucción. Las Grandes Doctrinas de la Biblia; por William Evans (Editorial Portavoz). Los cristianos necesitan tener en claro lo que es la doctrina esencial antes de que inteligentemente puedan evaluar cualquier enseñanza que se les presente.

2. Leer libros doctrinales de las distintas tradiciones dentro de la cristianidad ortodoxa. Una vez entendido lo esencial de la Fe, debe de familiarizarse con algunas diferentes perspectivas doctrinales dentro del cristianismo. A esta altura deberá empezar a informarse sobre los diferentes puntos de vista sostenidos por cristianos en asuntos controversiales, tales como: el Milenio y otros temas sobre “el final de los tiempos”, lenguas y otros dones espirituales “carismáticos”, la predestinación versus elección, así como otros temas, dentro de lo que comúnmente se conoce como la controversia “Calvinista versus Arminista.”

3.  Desarrolle una comprensión profunda de la Biblia y un buen método para estudiarla. Si sólo tiene un conocimiento superficial de la Biblia, le será difícil mantener una perspectiva general de su enseñanza necesaria para leer los textos bíblicos dentro de su contexto. El CIR recomienda a los creyentes a que adquieran un buén método para aprender a leer e interpretar la Biblia; incluyendo el uso apropiado de los materiales de ayuda bíblica. También pueden ser obtenidas listas de libros sobre como estudiar la Biblia así como comentarios bíblicos recomendados por el CIR.

4. Investigar acerca de afiliaciones religiosas. Una iglesia u organización aparentemente puede parecer cristiana (o a lo menos no anti-cristiana) por su nombre o literatura proporcionada, pero en realidad es una secta. Por ejemplo, CAUSA aparece como una organización religiosa neutral, pero en realidad es solamente otra fachada de la Iglesia de la Unificación. Cuando haya duda, no evite hacer preguntas. Hay que estar alertas también, porque estas organizaciones le negarán abiertamente su asociación como una secta por motivos de relaciones públicas. Esto significa que tendrá que insistir o preguntar a un experto en la materia si sospecha que alguien le está negando tal información.

5. Pregunte por una declaración doctrinal. Muchas organizaciones publican sus declaraciones doctrinales o le referirán a un credo que ellos aceptan. Debe tener en cuenta que muchas organizaciones no tienen tal declaración; algunos de estos grupos representan una sana doctrina, mientras que otros no. Algunas sectas tienen creencias doctrinales que aparentan ser muy inofensivas, pero al analizarlas de acuerdo a las enseñanzas de una secta, resultan ser una herejía. Por ejemplo, la iglesia Mormona, en sus “Artículos de fe,” no parece ser tan herética como lo es en su doctrina real. Sin embargo las creencias doctrinales pueden ser de ayuda para discernir los principios teológicos del grupo.

6.  Busque información acerca de su historia y la de sus líderes. A veces la única forma de descubrir el verdadero origen doctrinal de un grupo es explorar sus raíces históricas o buscar el nombre del fundador o líder. Por ejemplo, la Iglesia de Dios Internacional, puede sonar como un grupo ortodoxo, pero una vez que uno descubre que el fundador de esta es Garner Ted Armstrong, hijo del difunto Herbet W. Armstrong; y usted aprende un poco sobre la historia y las enseñanzas del Armstrognismo, usted pronto reconocerá que este grupo es herético.

7.  Examine las publicaciones que usa la organización. Con frequencia estas publicaciones contienen información que delata el origen sectario de la organización, o también demuestra lo sano y lo esencial de su origen. El devocional popular La Palabra Diaria es publicado por Unity School of Christianity (escuela de unidad del cristianismo), una secta de la Ciencia Mental. Si al examinar una publicación, se encuentran con frecuentes referencias sobre sectas conocidas, esto nos da a entender que tal grupo está de acuerdo con las creencias de la secta; esto puede ser de gran ayuda. Si lee un libro publicado por una  casa conocida de publicaciones cristianas, tal como la Casa Bautista de Publicaciones, Editorial Clie o Editorial Carive, es posible que el libro al menos sea basicamente ortodoxo (pero esto no debería ser asumido tan facilmente).

8.  Haga preguntas doctrinales específicas. Si tiene alguna duda o pregunta sobre las enseñanzas de alguna iglesia, pregúnteles. Hágalo de la forma más precisa posible; por ejemplo no pregunte: ¿Cree usted en la Biblia como la Palabra de Dios? esto es muy indefinido, ya que muchas sectas le dirán que “sí” mientras ocultan la verdad, pregúnteles algo como: ¿Acepta usted la Biblia como se ha preservado a través de los siglos en los manuscritos del hebreo y griego como la infauble palabra de Dios? En vez de preguntar: ¿Cree usted en Jesús como el Hijo de Dios?, trate de preguntar: ¿Cree usted en Jesucristo, como la segunda persona de la Trinidad, 100% hombre como 100% Dios? Tal vez le sea de ayuda dividir estas preguntas en varias partes. Con algunos grupos hay que considerar algúnos temas en especial, si usted estuviera investigando acerca de una iglesia carismatica sería de mucha ayuda el preguntar acerca de su posición con respecto a las enseñanzas de “la confesión positiva.”

9.  Orar por discernimiento. El tipo de estudio y recolección de información envueltos en los pasos anteriores son muy importantes y un verdadero discernimiento es imposible, si los datos y temas son apartados o ignorados. Por otro lado el discernir es más que un asunto de análisis intelectual. Sin querer interferir en el legítimo proceso de análisis, usted deberá orar para que la sabiduría de Dios lo guíe y forme un pensamiento completo al tratar de discernir entre la verdad y el error. Confíe en la persona del Espíritu Santo para que limpie su mente y le haga capaz de ver las cosas tal como son. Apóyese en la sabiduría de Dios, tal como es revelada en su Palabra, al igual que el aplicarla a su corazón por medio del Espíritu Santo para que así alcanze el verdadero entendimiento.

© todos los derechos reservados. Solicite más información a info@DefensaDeLaFe.com