Centro de Investigaciones Religiosas

Recursos ApologÉticos

Agni-Yoga
Amended Christadelphians
Ananda Marga
Antigua y Mística Orden Rosae Crucis (AMORC)
Asociación de los Estudiantes de la Biblia El Alba
Asociación Gnóstica de Estudios Antropológicos Culturales y Científicos
Asociación para la Investigación y la Iluminación Espiritual
Centro de Kabbalah Internacional
Centro Sri Chinmoy
Christian Science
Church of God International
Comunidad de Cristo
Creciendo en Gracia
Eckankar
El Camino Internacional
Fé Bahá’í
Fraternidad Rosacruz
General Church of the New Jerusalem
Grabaciones La Voz De Dios
Grabaciones La Voz de Dios
Hare Krishna (ISKCON)
Iglesia Adventista del Séptimo Día
Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma
Iglesia Congregación MITA
Iglesia de Cristo Internacional
Iglesia de Scientology Internacional
Iglesia de Unificación
Iglesia de Unificación (Moon)
Iglesia La Voz de la Piedra Angular
Iglesia ni Cristo (1914)
Iglesia Nueva Apostólica
Iglesia Pentecostal Unida
Iglesia Universal del Reino de Dios
Iglesia Universal y Triunfante
Jehovah’s Witnesses
Kardecismo
La Familia (Niños de Dios)
Las Doce Tribus
Lectorium Rosicrucianum
Living Stream Ministry (Recobro del Senor)
Luz del Mundo
Maná — Igreja Cristã
Mata Amritanandamayi Math
Meditación Trascendental
Métedo Silva de Vida
Ministerios Cristianos Mundiales de Tony Alamo
Misión Bíblica Cristadelfiana
Misión Carismática Internacional (G12)
Mormonismo (SUD)
Nación del Islam
Osho
Palo Mayombe
Quimbanda
Raelianos
Rastafarismo
Sahaja Yoga
Sathya Sai Baba
Sociedad Teosófica
Soka Gakkai Internacional
Testigos de Jehová
True Faith Jehovah’s Witnesses
Umbanda
Unamended Christadelphians
Unity
Urantia Association International
Urantia Book Fellowship

RECURSOS APOLOGÉTICOS

< Volver

CategorÍa:


LOS GRUPOS ANALIZADOS INCLUYEN:

Iglesia Adventista del Séptimo Día, Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma

TÍtulo:

Perfil de los Adventistas del Séptimo Día

Autor(es):

Timothy Oliver

Estructura Organizacional:  Oficinas centrales en Washington, D.C. Organizados como una democracia representativa. Los escalafones inferiores eligen representantes a los cargos más altos; determinación y administración de póliza, y enforzamiento de ortodoxia doctrinal, son impuestos desde arriba hacia abajo.

La Presidencia y el Comité Ejecutivo de la Conferencia General, son las oficinas administrativas superiores. Las unidades administrativas  menores son la Conferencia General, las Divisiones (sobre los continentes), las Conferencias Unidas, las Conferencias Locales, y las congregaciones. 

Operan varias universidades y preparatorias menores, y numerosos conocidos hospitales alrededor del mundo. 

Términos exclusivos: “Juicio Investigativo”, “Espíritu de Profecía”, “Venir a la Verdad” (creer y vivir a plenitud el mensaje y estilo de vida de los ASD), “Iglesia Remanente”.

Historia
William Miller, un predicador bautista itinerante de New England, anunció el fin del mundo para 1844 junto con la segunda venida de Cristo. Los seguidores de mac makeup wholesale Miller llamaron a todas las iglesias de su tiempo apóstatas y “Babilonia”, y advirtieron a los cristianos que salieran de ellas. Un gran número lo hizo, y el movimiento “adventista” nació y creció rápidamente (Melton, J. Gordon, Encyclopedia of American Religions, Vol. 2. pp. 21-22).

Cristo no vino en 1844. Luego de esta “Gran cheap oakley sunglasses uk Desilusión”, un “pequeño rebaño” insistió en que la fecha de la predicción original había sido philipp plein outlet la correcta. Decidieron que el suceso anunciado para 1844 no fue la segunda Venida, sino la entrada de Cristo en el lugar santísimo del santuario celestial. Allí, dijeron,  El comenzó el “juicio investigativo”. Esta doctrina fue recibida y endorsada por Ellen G. White (Ibid, p. 680).

Entre 1844 y 1851, el grupo enseñó la doctrina de las “puertas cerradas”, basados en la parábola de las diez vírgenes. Cualquiera que no hubiese aceptado el mensaje adventista antes de que Cristo entrara en el lugar santísimo, sería “dejado afuera” como las vírgenes insensatas. Separados del Esposo, no podrían unirse a los adventistas ni tener ninguna esperanza de vida eterna. Ellen White no sólo aprobó y enseñó esta doctrina, sino que su primera visión fue la razón por la cual la doctrina fue aceptada por el grupo adventista (Brinsmead, Robert, D., Judged by the Gospel: A Review of Adventism, pp. 130-33).
Ya en 1846 el grupo adoptó la doctrina de los Bautistas del Séptimo Día de que el sábado debía ser observado por los cristianos. Una sobre elevada forma de esta doctrina, junto con la doctrina del Juicio Investigativo, fueron la marca identificadora de los Aventistas del Séptimo Día. 
En 1850, James y Ellen White comenzaron a publicar una revista, The Review Herald, a los efectos de diseminar las doctrinas adventistas y sabatistas.  Esto ayudó a muchos “milleritas” a formar una coalición distintiva que adoptó el nombre de Iglesia Adventista del Séptimo Día en 1860, y que se incorporó formalmente en 1863, con christian louboutin outlet aproximadamente 3500 miembros en 125 congregaciones (Encyclopedia of American Religion, Vol. 2, p. 681).

Ellen White nunca sostuvo un título oficial como cabeza de la iglesia, pero fue uno de los fundadores y reconocida líder espiritual.   Ingeniosamente ella declinó el reclamo al título de “profeta”, y en su lugar se llamó a sí misma un “mensajero”. (Damsteeg, P.G., et.al., Seventh Day Adventists believe. . ., p. 224).  No obstante sí reclamó tener el “Espíritu de Profecía”, y que sus mensajes venían directamente de Dios para la guía e instrucción de la iglesia.  Con su conocimiento y consentimiento, otros la llamaron “profeta”, y aún “el Espíritu de Profecía” (Barnett, Maurice, Ellen G. White & Inspiration, pp. 5-17).

Con sólo tres años de escuela, Ellen White mantuvo por años que ella no podía leer, reenforzando el reclamo de que su hermosa prosa fue inspirada por Dios. Sin embargo, se descubrió que no sólo sabía leer, sino que plagió a otros autores cristianos prácticamente a través de todos sus escritos.  La triste realidad de este asunto ha sido documentada fehaciente e indisputablemente en varios libros (e.g., ver: Rea, Walter, The White Lie; y Judged by the Gospel, pp. 361-83). Ellen White murió en 1915 a la edad de 86 años.

Históricamente, los evangélicos han tenido dificultad para definir y clasificar a los ASD.  Muchas de sus doctrinas son bíblicamente ortodoxas. Dentro de sus rangos hay muchos cristianos verdaderos, aun en puestos de prominencia.  En varios momentos de la historia, más notablemente en la Conferencia General de 1888, la iglesia ASD fue sacudida por el evangelio bíblico. louboutin outlet online En el decenio del setenta, esto se intensificó (Paxton, Geoffrey, J., The Shaking of Adventism).

Desafortunadamente, esto causó una polarización. Los administradores de la iglesia en general se atrincheraron  en las posiciones no ortodoxas de la ASD tradicional, mientras que algunos pastores, y aún congregaciones enteras, salieron o se les pidió que salieran de la iglesia ASD (“De la Controversia a la Crisis”, CRI Journal, Vol. 11, No. 1, pp. 9-14).

En sus publicaciones oficiales la iglesia continúa defendiendo las leyendas de Ellen White, y mantiene que no hubo diferencia en el grado de inspiración recibido por ella y por los autores bíblicos (Review & Herald, Octubre 4, 1928, p. 11; “Source of Final Appeal”, Adventist Review, Junio 3, 1971, pp. 4-6; G.A. Irwin, Mark of the Beast, p. 1; “The Inspiration and Authority of Ellen G. White Writings”, Adventist Review, Julio 15, 1982, p. 3; Ministry, Octubre 1981, p. 8; ver también, Judged by the Gospel, pp. 125-30).

En la Conferencia General del mes de junio del 2000, votaron para que se afirme y apoye más agresivamente el “Espíritu de Profecía en el ministerio de Ellen White” (Adventist review, [online: Julio 2000]). También enseñan un número de doctrinas claramente irreconciliables con el evangelio bíblico (Ver “Doctrina” más abajo). Mientras que estas cosas continúen, los evangélicos debemos persistir en cuestionar el status de la iglesia  ASD dentro del cristianismo, y lo que es más, su reclamo de que es la única verdadera iglesia de Dios, la “Iglesia Remanente” de los últimos tiempos.

Doctrina
Las enseñanzas del ASD más contrarias al evangelio y de más naturaleza heterodoxa son la insistencia en el bautismo de agua como pre-requisito esencial para la salvación, el significado de la observancia del sábado en los tiempos finales para identificar a los verdaderos creyentes, y la doctrina del Juicio Investigativo.

Bautismo: “. . .Cristo dejó claro que El requiere el bautismo de aquellos que desean ser parte de su iglesia, su reino espiritual.”   “En el bautismo los creyentes entran en la experiencia de la pasión de nuestro Señor.”    “. . . []bautismo también marca la entrada de la persona al reino espiritual de Cristo . . .une al nuevo creyente con Cristo. . .por medio del bautismo el Señor adhiere los nuevos discípulos al cuerpo de creyentes —— Su cuerpo, la iglesia. . . Entonces ellos son miembros de la familia de Dios”. (SDA’s Believe . . ., pp. 182,184, 187).

El Sábado: “. . .la divina institución del Sábado será restaurada. . . La entrega del mensaje precipitará un conflicto que comprenderá a todo el mundo. El tema central será la obediencia a la ley de Dios y la observancia del Sábado. . . Aquellos que la rechazan recibirán eventualmente la marca de la bestia (Ibid., pp. 262-63).

En una de sus más reverenciadas obras, Ellen White escribió que la observancia del sábado sería “la línea de distinción” en la “prueba final” que separará a la gente que en los últimos tiempos “recibirán el sello de Dios” y son salvos, de aquellos que “recibirán la marca de la bestia” (The Great Controversy, p. 605).

Describiendo una supuesta revelación directa de parte de Dios, Ellen White escribió: “Yo vi que el santo sábado es, y será, la pared divisoria entre el verdadero Israel de Dios y los no creyentes (Early Writings, p.33). Ella también escribió que algunos adventistas fallarían al no entender que “La observancia de sábado es de suficiente importancia como para  trazar una línea entre el pueblo de Dios y los incrédulos” (Ibid, p. 85).

El Juicio Investigativo
 “En 1844. . . [Cristo] entró en la segunda y última fase de su ministerio expiatorio. Es una labor del juicio investigativo, el cual es parte de la definitiva  eliminación de todos los pecados … también hace manifiesto quién entre los vivientes permanecen en Cristo, guardando los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, y en El, por lo tanto, están preparados para el traslado a su sempiterno reino. Este juicio vindica la justicia de Dios al salvar a aquellos que creen en Jesús. Declara que aquellos que han permanecido fieles a Dios recibirán el reino (SDA believe . . ., p.312).

“En el momento señalado para el juicio. . . Todos los que han tomado para sí el nombre de Cristo deben pasar por un severo escrutinio. Ambos, los vivos y los muertos, serán juzgados de las cosas que fueron escritas en los libros, según sus obras.” —— (The Great Controversy, p. 486).

“Toda causa ha sido decidida para vida o para muerte. Mientras Cristo ha estado ministrando en el santuario, el juicio de los justos que murieron se ha estado efectuando, y ahora es el tiempo de los justos vivos”  — (Early Writings, p. 280). 

“De modo que en el gran día de la expiación final y el juicio investigativo, las únicas causas consideradas son las de los que profesaron ser pueblo de Dios” —— (The Great Controversy, p. 480).
“Cuando los libros de actas se abren en el juicio, las vidas de todos los que creyeron en Jesús son revisadas delante de Dios. Comenzando con aquellos que vivieron primero en la tierra …. Todo nombre es mencionado, cada causa minuciosamente investigada. Se aceptan nombres, se rechazan  nombres. Cuando alguien tiene pecados aún presentes en los libros de actas, carentes de arrepentimiento y de perdón, su nombre será borrado del libro de la vida, y el registro de sus buenas acciones será borrado del libro de memorias de Dios” —-(The Great Controversy, p. 483).

De acuerdo con Ellen White, uno debe creer en esta doctrina para ser salvo. “Aquellos que reciben los beneficios de la mediación del Salvador no deben permitir que nada interfiera con su tarea hacia la santidad perfecta en el temor de Dios. . . El tema del santuario y del juicio investigativo debe ser claramente entendido por el pueblo de Dios. Todos necesitan tener conocimiento de su posición (en el lugar santísimo) y la obra (el juicio investigativo) del gran sumo sacerdote. De otra forma será imposible para ellos ejercer la fe que es esencial en este momento, u ocupar la posición que Dios les designa para tomar. Cada individuo tiene un alma para salvar o para perder. 

Cada uno tiene una causa pendiente en el tribunal de Dios. . . Todos los que han recibido la luz en estos temas deben dar testimonio de las grandes verdades que Dios les ha encomendado.  El santuario en el cielo es el mero centro de la obra de Cristo en favor de los hombres. . . Es de suma importancia  el que todos investiguen exhaustivamente estas doctrinas. . . La intercesión de Cristo en favor del hombre en el santuario de arriba es tan esencial para el plan de salvación como lo fue Su muerte sobre la cruz. Con su muerte, El comenzó esa obra, y luego de su resurrección ascendió al cielo para completarla (Ibid, pp. 488-89; énfasis agregado).

Otras enseñanzas distintivas de los ASD incluyen el vegetarianismo y otros temas de “salud”; la doctrina del “sueño del alma”, un apelativo erróneo para la creencia de que entre la muerte y la resurrección la persona es virtualmente una entidad no existente, salvo en la memoria de Dios; y la aniquilación de los malos (en lugar del tormento consciente por la eternidad).

La respuesta bíblica
Bautismo:  Rom. 3:21-26,28; 4:4-6, 23-24; 5:1; Gál. 2:16; Efe. 2:4-10; Col. 1:13-14; 2:13-14. Estos pasajes dejan en claro que la salvación es enteramente por medio de la gracia de Dios solamente, aparte de cualquier obra, y es apropiada por fe nada más. El bautismo es mencionado en proximidad con algunos de estos pasajes, pero el Nuevo Testamento usa la palabra “bautismo” de varias formas. Claramente, el “un bautismo” de Efesios 4:4-5 que es esencial es el bautismo del Espíritu. Si algún pasaje hace que el bautismo sea esencial para la salvación, sólo se está refiriendo al bautismo del Espíritu. De lo contrario estaría en conflicto con otras Escrituras que enseñan enfáticamente que la salvación no es por obras humanas.

El sábado:  Las declaraciones citadas anteriormente, particularmente las de Ellen White, son claras como el cristal. La observancia del sábado, no la fe en Cristo solamente, traza la línea divisoria entre los salvos y los perdidos en los tiempos finales. Esto es la antítesis del evangelio (Rom. 3:21-26; 4: 4-6, 23-24; 5:1; Gál. 2:16; 3:26; 5:1-6; Efe. 2:4-10; Col. 1:13-14; 2:13-14).  El Antiguo Testamento no fue más que la sombra de la sustancia. La realidad del sábado de Dios del Nuevo Testamento, que Pablo y el autor de Hebreos afirman, es el mismo Cristo, y el descanso que uno experimenta de sus propias obras cuando uno entra en Cristo (Heb. 4:1-10).

El Juicio Investigativo: Todo el concepto del juicio investigativo es la antítesis del evangelio. Jesús no esperó hasta 1844 para entrar en el lugar santísimo en el cielo (Heb. 1:3; 6:19-20; 8:1; 9:6-12, 24; 12:2). Ni tampoco está haciendo expiación en el cielo (Heb. 9:25-26; 10:11-14).  El juicio investigativo propone “reivindicar la justicia de Dios al salvar a los que creen en Jesús”, mostrando que ellos fueron “leales”, “penitentes”, y “fieles” guardadores de los mandamientos.  Esto es inconcebible. La justicia de Dios para salvar pecadores es reivindicada en la muerte de Cristo en la cruz, punto final (Rom. 3:24-26).

Aun cuando hablan de ser salvos por la justicia de Cristo, los escritores adventistas se refieren a justicia impartida, y no al concepto bíblico de justicia imputada.  Llamarle “justicia de Cristo” mientras que insisten en la perfección del carácter del creyente como un pre-requisito para la salvación, es por un lado poner un delgado velo a la salvación por obras, y por el otro un intento de mezclar gracia y obras, algo que es imposible según la Biblia (Ro. 11:6). Las palabras de la señora White son claras como el cristal — uno será perdonado hasta que todos los pecados sean erradicados de su vida y su carácter sea perfeccionado. Precisamente ésta es la misma herejía del mormonismo. No es la salvación por sola gracia por medio de sola fe ofrecida en la Biblia.

El error se magnifica  por la enseñanza de que el suceso de 1844 debe ser creído para ejercitar la fe necesaria para ser salvo. . . Cuando Jesús dijo en la cruz: “Consumado es”, i.e. completado, pagado totalmente, deuda saldada, no deja lugar a otro suceso de salvación 1800 años más tarde; hecho en el cual supuestamente se debe creer para ser salvo, de la misma forma que se debe creer en la muerte de Cristo en la cruz. Esto es obviamente “otro evangelio” (Gál. 1:6-9).

Otras doctrinas:  Algunas de los mensajes sobre la salud de los ASD pueden ser de beneficio, y no conflictúan con el evangelio, a menos que como sucede a menudo, se le adjudiuquen un estigma espiritual al no ser observado su ascetismo. La doctrina del sueño del alma contradice el evangelio porque cuando se examina de cerca, en realidad constituye una negación de la resurrección (no obstante es dudoso que los adventistas  lo entiendan de esa forma).

Teniendo en cuenta algunos “textos pruebas” que son a lo sumo medias verdades, la doctrina de la aniquilación es definitivamente aberrante cuando es comparada con la Biblia. Deja al pecador sin enfrentarse con las consecuencias eternas de su pecado. Mucha gente hoy piensa que la aniquilación es preferible a esta vida. Siguen viviendo sólo porque no pueden eliminar la convicción de que hay “un infierno donde pagar”. Dios ha puesto eternidad en el corazón de los hombres (Eccl. 3:11).

Fuentes
Ratzlaff, Dale, The Sabath in Crisis. Excelente libro de un ex-pastor adventista, cubre virtualmente todo aspecto de la cuestión del sábado. 345 páginas, en inglés.
Ratslaff, Dale, The Cultic Doctrines of Seventh Day Adventists. Probablemente la mejor y más popular obra sobre el ASD, y en especial la doctrina del Juicio Investigativo / 1844 /  Santuario. No deja dudas. 384 páginas, en inglés.
Tardo, Dr. Russel, K., Sunday Facts and Sabath. Presenta “25 Razones porque la Iglesia Cristiana Adora en Domingo”. 144 páginas, en inglés.

© todos los derechos reservados. Solicite más información a info@DefensaDeLaFe.com