Centro de Investigaciones Religiosas

Recursos ApologÉticos

Agni-Yoga
Amended Christadelphians
Ananda Marga
Antigua y Mística Orden Rosae Crucis (AMORC)
Asociación de los Estudiantes de la Biblia El Alba
Asociación Gnóstica de Estudios Antropológicos Culturales y Científicos
Asociación para la Investigación y la Iluminación Espiritual
Centro de Kabbalah Internacional
Centro Sri Chinmoy
Christian Science
Church of God International
Comunidad de Cristo
Creciendo en Gracia
Eckankar
El Camino Internacional
Fé Bahá’í
Fraternidad Rosacruz
General Church of the New Jerusalem
Grabaciones La Voz De Dios
Grabaciones La Voz de Dios
Hare Krishna (ISKCON)
Iglesia Adventista del Séptimo Día
Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma
Iglesia Congregación MITA
Iglesia de Cristo Internacional
Iglesia de Scientology Internacional
Iglesia de Unificación
Iglesia de Unificación (Moon)
Iglesia La Voz de la Piedra Angular
Iglesia ni Cristo (1914)
Iglesia Nueva Apostólica
Iglesia Pentecostal Unida
Iglesia Universal del Reino de Dios
Iglesia Universal y Triunfante
Jehovah’s Witnesses
Kardecismo
La Familia (Niños de Dios)
Las Doce Tribus
Lectorium Rosicrucianum
Living Stream Ministry (Recobro del Senor)
Luz del Mundo
Maná — Igreja Cristã
Mata Amritanandamayi Math
Meditación Trascendental
Métedo Silva de Vida
Ministerios Cristianos Mundiales de Tony Alamo
Misión Bíblica Cristadelfiana
Misión Carismática Internacional (G12)
Mormonismo (SUD)
Nación del Islam
Osho
Palo Mayombe
Quimbanda
Raelianos
Rastafarismo
Sahaja Yoga
Sathya Sai Baba
Sociedad Teosófica
Soka Gakkai Internacional
Testigos de Jehová
True Faith Jehovah’s Witnesses
Umbanda
Unamended Christadelphians
Unity
Urantia Association International
Urantia Book Fellowship

RECURSOS APOLOGÉTICOS

< Volver

CategorÍa:

Apologética en General

LOS GRUPOS ANALIZADOS INCLUYEN:



TÍtulo:

¿Deben los cristianos celebrar la Navidad?

Autor(es):

Pablo Santomauro

Muchas personas, incluyendo algunos grupos cristianos, se niegan rotundamente a celebrar la Navidad. Las razones varían. Unos dicen que la fecha es celebrada por los incrédulos, los cuales usan la ocasión para participar en fiestas donde las borracheras y la inmoralidad abundan. Por esta razón, dicen, el cristiano se debe de abstener de esta celebración.
           
¿Es esta razón suficiente para que el cristiano no celebre la Navidad? ¡Por supuesto que no! El hecho de que el día sea abusado por muchos para practicar los deseos impropios de sus corazones, no hace que la Navidad en sí tenga connotaciones pecaminosas. La desenfrenada conducta de los incrédulos no les otorga el derecho de apropiarse de la fecha.
           
Otro argumento que se plantea a menudo es que el nacimiento de Jesús no ocurrió en diciembre 25; y en realidad no se sabe la fecha exacta. ¿Importa esto? ¡Claro que no!, ya que los cristianos no conmemoramos la fecha en sí, sino el hecho de que Cristo nació para traer salvación a una humanidad perdida.
           
Una tercera objeción que parece ser de más peso, es que en diciembre 25 (calendario romano), los paganos rendían tributo a falsos dioses tales como Saturno y Mitra. Este argumento, analizado a la luz de la historia, tampoco se mantiene en pie. Muchos han fallado en entender por qué la Iglesia seleccionó este día para celebrar el nacimiento de Cristo. Esto se hizo para enfatizar la victoria que el nacimiento de Cristo significaba sobre las tradiciones paganas. La Iglesia no estaba promoviendo un festival pagano, sino que en un esfuerzo evangelístico sin precedentes, estaba estableciendo y afirmando una celebración rival. Hoy en día ya nadie recuerda a los dioses paganos de la antigua Roma, pero el 25 de diciembre está sólidamente identificado con el nacimiento de Jesús.

En realidad, el calendario estaba plagado de celebraciones paganas; cualquier fecha que la Iglesia hubiere seleccionado, probablemente hubiera coincidido con algún festival pagano.

El nacimiento de Jesús es motivo de celebración — el ángel dijo a los pastores: “Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”.  El mismo ángel catalogó el evento como “nuevas de gran gozo para todo el pueblo” (Lc. 2:10-11).
           
En Lucas 2:13 leemos que a raíz del alumbramiento, una multitud de ángeles alababan a Dios en clara actitud de celebración.  Si alguien le critica por celebrar la Navidad, señálele con amor y reverancia que la Biblia dice que nadie debe juzgarnos por días de fiesta (Col. 2:16; Rom. 14:5).  Como vemos, no hay argumento lo suficientemente convincente que impida al cristiano el rendir homenaje en espíritu y en verdad, ni de celebrar el hecho de que en el plan eterno de salvación, Dios mismo hizo su entrada personal y física en la arena de la historia (Jn. 1:14; 1 Tim. 3:16), para “justificarnos gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Rom. 3:24).

© todos los derechos reservados. Solicite más información a info@DefensaDeLaFe.com